miércoles, 20 de julio de 2011

¿ES BÍBLICO PACTAR CON DIOS?

¿ES BÍBLICO PACTAR CON DIOS?
Pastor Wuiston Medina
(Teólogo fundamentalista)
Llegó la apostasía (señales)
Hemos entrado, sin lugar a dudas, en el tiempo de la apostasía (apartarse un poco o totalmente de la verdad de Dios), ya se comenta sobre la proximidad de un evento por ocurrir y basta con echar un vistazo a las profecías de Cristo, nuestro gran mesías para descubrir que las señales se están cumpliendo a cabalidad, terremotos devastadores, hambre, crisis mundial, enfermedades y pestes, falsos profetas y falsos ungidos (cristos), rebeldía hacia los padres y a las autoridades, entre muchas otras más.
Es de vital importancia que el pueblo de Dios despierte y se levante en ofensiva frente a tal realidad, ya que los falsos profetas ya no están saliendo de las sectas religiosas, sino que están saliendo y aún están metidos infiltrados como hombres piadosos dentro del pueblo de Dios, desde que ENLACE TV entró a nuestros hogares como una señal que viene de lo alto, el pueblo de Dios ha cambiado tanto su espiritualidad que quieren relacionar su bienestar espiritual por la cantidad de dinero y los bienes que poseen, y quienes están en situaciones precarias se sienten miserables y con conciencias atormentadoras por no poder prosperar y es ahí donde el creyente duda de la promesa de salvación, provisión que Dios ha hecho y caen fácilmente en la manipulación de los teleevangelistas, pseudoapóstoles y falsos apóstoles de nuestros días. El mensaje que más se repite en nuestros días es que Dios quiere que tengamos dinero, y como dijo Cristo en apocalipsis respecto a la iglesia llamada “Laodicea”:
He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: … Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. (Apocalipsis 3:14-18)
Si notamos el énfasis en negrilla, ese es el mensaje que se está oyendo en las radios, en la televisión, en los pulpitos de cientos de miles de iglesias “Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad”
O sea, ser pobre es pecado, tener un carro usado o modelo viejo es malo, vivir en una casa pequeña es malo, vivir en una zona no urbana no es para los hijos de Dios, confesar cosas negativas sobre la realidad de un estado de salud es pavoso y hay que revocar toda confesión negativa. ¡Que falsedad! Es decir Cristo nunca pudo haber dicho: me van a matar, o uno de ustedes me va a entregar o cuando dijo a Pedro me negarás antes de que el gallo cante, y Pablo no podría confesar que tenía un aguijón en la carne que lo atormentaba y tampoco cuando en otra ocasión dijo que Timoteo estaba enfermo y así lo había dejado. Pablo también estaba consciente de una enfermedad presente en el estómago del mismo Timoteo a quien mandó a tomar algo de vino y no a que confesara que estaba sano, y ¿qué decimos de Pedro? quien en su carta escribe que pasaremos por el fuego de la prueba, ni Cristo Ni los apóstoles promocionaron tal doctrina.
Dios cambió de opinión
Según lo que vemos, parece que Dios cambió su enfoque y su atención de los pobres hacia los ricos, ignorando que Cristo se opuso en gran manera a los que oprimían a los pobres, Jesús dijo en una ocasión es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja, que un rico al reino de los cielos y según el contexto Cristo hablaba de la poca oportunidad de salvarse de los ricos, en otro momento contó la historia de un rico y Lázaro y el rico paró en el hades; a un joven rico le dijo que ya que cumplía los mandamientos que diera la mitad de los bienes a los pobres para que pudiera ir al cielo, también habló diciendo que no se pueden tener dos señores o se sirve a Dios o se sirve a las riquezas. Todo esto está en la Biblia y eso solo por mencionar algunas, porque si revisamos a los apóstoles que todos eran pobres y hasta trabajaban para no ser gravosos a la iglesia, descubriremos que ellos también se opusieron y resistieron a los ricos, sin que esto signifique que los ricos no se salvan, no se está diciendo eso, solo que el enfoque De Dios siempre ha estado en los pobres y en respuesta a una pregunta que Juan el Bautista le hiciera a Cristo, él dijo entre otras cosas y a los pobres les es anunciado el evangelio (Mateo 11:4,6).
¡Ah! Pero los predicadores modernos han cambiado las cosas, pisoteando la Palabra de Dios, si bien es cierto que Dios puede prosperar al creyente pobre, de hecho el que llega a Cristo, comienza a ver desde otra perspectiva espiritual y se da cuenta que la razón por la que no ha prosperado es precisamente por ser malos mayordomos y administradores de las cosas que ha tenido y su posición económica debería cambiar por el efecto de la información contenida en la Biblia sobre la manera de administrar los bienes y dinero que Dios nos ha confiado, pero de ahí a exacerbar la doctrina de la prosperidad con manipulaciones falaces es otra cosa muy distinta y apartada de la verdad bíblica, porque la riqueza no es de todos, los apóstoles en el libro de los hechos fundaron el ministerio de los diáconos para atender a las viudas, los huérfanos y los pobres de su época y estos hermanos pobres no eran acusados de maldición y no fueron invitados a pactar con Dios para que salieran de su miseria.
Pactemos con Dios, (debe ser permitido)
La practica de pactar con Dios se ha convertido en una de las doctrinas más comunes del pueblo santo de Dios, por todos lados la gente, incluyendo la no cristiana, comentan de sus pactos hechos con Dios y los pastores y líderes cada vez más afianzan esta práctica, si encendemos la televisión, son contados los hombre de Dios que predican un evangelio no adulterado, pero ¿Qué dice la biblia de esto?, ¿tienes los promotores de esta doctrina alguna base bíblica para sustentarla?, ¿hay antecedentes de hombres que hayan hecho pacto con Dios en la Biblia?
Los pactos se mencionan en la Biblia y siempre están acompañados por una señal.
En primer lugar, la Biblia solo menciona siete (7) pactos los cuales son:
1. Pacto adámico: (o sea, con Adan) aunque no se menciona en el génesis si aparece en el libro de OSEAS 6:7 “Mas ellos, cual Adán, traspasaron el pacto; allí prevaricaron contra mí.” La señal del pacto: el árbol de la vida
2. Pacto noájico: (con Noé) Gn. 9: 1-18. La Señal: el arcoíris
3. Pacto abrahámico: (con Abraham) (Gn. 12:1-4; 13:14-17; 15:1-7; 17: 1-8. La señal. La circuncisión.
4. Pacto mosaico (con Moisés) Ex. 20:1 - 31:18. Señal: las tablas de la Ley y el Sábado.
5. Pacto levítico: (con la tribu de Leví). Levíticos 2:11-13. Señal: La sal
6. Pacto davídico: (con David) 2 S. 7:4-16; 1 Cr. 17:3-15. Señal: el trono
7. Nuevo pacto: todo el nuevo testamento. la señal: es la cruz.
Con todo lo antes dicho, entendemos, entonces, que quien inicia el pacto no es el HOMBRE, sino DIOS mismo. Dios es el protagonista e iniciador de los siete pactos antes mencionados, pero qué significa la palabra “pacto” del hebreo “berit” y significa alianza, convenio, acuerdo y testamento. El hombre jamás puede establecer alianza con Dios porque el ser humano es impredecible e imperfecto y Dios dice que sus caminos y pensamientos son muy elevados en comparación con los nuestros, ¿Cómo puede el hombre llegar a un acuerdo con Dios sin saber si Dios esta de acuerdo? Los acuerdos se hacen entre dos personas y en un acto voluntario, pero el hombre jamás puede condicionar a Dios bajo un acuerdo caprichoso donde se desconoce su voluntad. Por otro lado, tenemos que si pacto significa testamento, se trata entonces de un documento legal en el que uno declara y firma una promesa, en tal sentido la FIRMA sería la señal de la legitimidad del pacto, en el caso de los pactos de Dios con el hombre, su firma está representada por cada SEÑAL antes mencionada. De tal manera que hacer pacto con Dios, es irracional. Ilógico incongruente con las escritura. ¿Qué puede el hombre ofrecerle a Dios? El salmo 24 inicia diciéndonos “De Jehová es la tierra y su plenitud, el mundo y los que en él habitan”. Que significa esto que no hay nada que podamos dar a Dios y ofrecerlo en pacto, pues todo es de Él.
Todos los que exacerban esta doctrina se basan en tres pasajes:
“Juntadme a mis santos, los que han hecho conmigo pacto con sacrificio.” (Salmo 50:5)
“Hagamos ahora un pacto con nuestro Dios de despedir a todas las mujeres y a sus hijos, conforme al consejo de mi Señor y de los que tiemblan ante el mandamiento de nuestro Dios; y que sea hecho conforme a la ley.” (Esdras 10:3)

Aparentemente aquí se sostiene que el hombre puede hacer pactos con Dios, pero en hebreo el texto del salmo, realmente dice de una manera literal: “Juntadme a mis santos, a los que se sometieron a mi pacto de sacrificio.” Esto aclara que el pacto es algo a lo que el pueblo se ha sometido. ¿Cuál es este pacto? El realizado con Su pueblo, Israel.

Veamos lo de Esdras. En este caso, de acuerdo al contexto, no se propone un “nuevo pacto”, lo que se propone es volver al pacto que estaban quebrantando al haber tenido alianzas conyugales con mujeres que no eran pueblo de Dios.
El otro pasaje es el que, según los promotores de esta doctrina, sostienen que Jacob hizo pacto con Dios, sin embargo cuando vamos al texto bíblico, al pasaje donde se basan, nos sorprendemos con lo que realmente dice:

“Y se levantó Jacob… E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti.” (Génesis 28:18-22).
En el pasaje encontramos que Jacob no hizo un Berit con Dios, sino un “Neder” que se traduce voto o promesa condicional. Notemos entonces que el voto es condicional, es decir se eleva a Dios una plegaria y si Dios en su amor y misericordia responde a ello, entonces la promesa hecha debe cumplirse. O sea un voto siempre tendrá dos partes: la condición respetuosa y la promesa. Volvamos al caso de Jacob. Para ver estos dos elementos:

Una mala aplicación bíblica
La mayoría de estos predicadores modernos enseñan que el hombre sí puede hacer pacto con Dios porque Jacob nos da ese ejemplo, pero cuando uno va al pasaje bíblico al que ellos se refieren, nos damos cuenta que se ha manipulado y malinterpretado, veamos en detalle:
¿Qué fue lo que hizo Jacob? Usted lo notó, no fue un pacto como se ha interpretado, sino un VOTO. La Biblia no aprueba que el hombre haga pacto con Dios, pero los votos si están permitidos, una de las reglas de interpretación dice que la Biblia hay que interpretarla con otros pasajes, así que vamos a Deuteronomio:
Y al lugar que Jehová vuestro Dios escogiere para poner en él su nombre, allí llevaréis todas las cosas que yo os mando: vuestros holocaustos, vuestros sacrificios, vuestros diezmos, las ofrendas elevadas de vuestras manos, y todo lo escogido de los votos que hubiereis prometido a Jehová. (Deut. 12:11)
Como se puede observar los votos son promesas que se hacen a Dios. La palabra voto en el hebreo tiene dos significados según el rabino judío David Moshéh:
1. Abstenerse voluntariamente de algo que está permitido. (Comer, dormir, o cualquier otro derecho).
2. Ofrecer algo a Dios en sacrificio a cambio de que responda una petición sin que él esté obligado a hacerlo.
De los dos conceptos anteriores, deducimos entonces que el voto es condicional del hombre hacia a Dios, pero sin obligar a Dios a que cumpla, de modo que se trata de una simple petición acompañada de una promesa voluntaria, la condición establecida debe preceder a la respuesta de Dios. Así que Jehová decidirá si responde a mi petición y cuando lo haga, entonces yo debo cumplir mi promesa o sea el voto; en otras palabras no puede entregarse nada a Dios antes que me responde porque sería interpretado como una petición grosera que quiere comprometer a Dios a que cumpla su parte en este sentido, estaríamos manipulando a nuestro creador dueño de todo, por eso el voto es una promesa condicional volvamos al pasajes de Jacob y enlicemos el voto que éste hizo y la condición que puso:
Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti.
La condición es ésta: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre
La promesa es ésta: Jehová será mi Dios. Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti.
Notemos que aquí los verbos de las promesas están todos en tiempo futuro: Jehová será mi Dios, y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti. Es decir, que Jacob esperaría hasta que Dios en su infinita misericordia respondiera, y si así lo hacía entonces Jacob consideraría Jehová como su Dios, la haría una casa a Dios y diezmaría de todo lo que Dios posiblemente le iba a dar.
En Génesis 31:13 dice como fue que Dios correspondió a ese voto de Jacob y luego Jacob cumplió su promesa.

“Yo soy el Dios de Bet-el, donde tú ungiste la piedra, y donde me hiciste un voto. Levántate ahora y sal de esta tierra, y vuélvete a la tierra de tu nacimiento….”

Si contrastamos esta verdad con la manipulación de nuestros días nos damos cuenta que los predicadores modernos te piden que primero entregues algo a Dios, una ofrenda, un bien material o lo que sea para que Dios se mueva a tu favor, o sea hay que comprar a Dios. Mentirosos, aves de rapiña, fariseos y farsantes con apariencia de piedad pero lleno de avaricia, codicia y ganas de enriquecerse a costa de la inocencia e ignorancia de un pueblo santo. En la maratónicas se escuchan palabras como: vamos a hacer que Dios nos responda, pactemos con él para que se apresure a socorrernos, sacarnos de la deuda, prosperarte, etc.

Casos de Manipulación:
A través de declaraciones positivas se pretende engañar al pueblo, analicemos la letra de la siguiente canción:
“DEUDA YA TE DESCUBRÍ, TRAIGO UNA OFRENDA DE GUERRA CONTRA TI”
(Autor: José Luis Reyes Maratónica, mayo 2011). (Disponible en youtube maratónica 2011 y también en este link: www.enlace.org/videos/?p=2165
Este hombre junto con el coro en la última maratónica cantaba la letra anterior, pero que error descomunal la analizaremos en 2 partes:

1. Deuda ya te descubrí, o sea no sabía que estaba endeudado, se dio cuenta que tenía una deuda si es así es un estafador.
2. Traigo una ofrenda de guerra contra ti: luego que se acuerda que estaban endeudado lejos de cumplir lo que la biblia dice que paguemos todo lo que debamos y que no debamos nada a nadie, el muy irresponsable lo que va a hacer con el dinero que tiene es entregarlo de ofrenda para que Dios cancele sus deudas, cuando Cristo dice que no puedes ofrendar si te acuerdas ahí en el altar que tienes algo contra tu hermano. O sea descubriste que tenías una deuda, para eso te llega a la mente quien te prestó el dinero, no le has pagado y en lugar de dar la cara a quien le debes y llevarle aunque sea una parte del dinero que debes, decides mas bien entrégalo e ofrenda y que Dios se encargue del problema. ¡Hipócrita!

Otro caso a modo de ejemplo:
Imaginemos a un mendigo en la calle que tienes unas cuantas moneditas en un pote, digamos que ha reunido 25 bsf. De pronto uno de estos predicadores de la prosperidad pasa por en frente de éste y el mendigo extiende su mano pidiendo ayuda, el predicador le dice: ¿quieres salir de tu pobreza y miseria y dejar de mendigar? A lo que este responde sí, ayúdeme por favor! Dame ese dinero que tienes como un pacto con Dios y Dios te sacará de la miseria y multiplicará tu dinero en abundancia. (Idea tomada del judío levita David Diamond)

Así está la iglesia hoy, el que tenga oídos para oír, que oiga. ¡Abre tus ojos!
Otros casos de votos en la Biblia.
Levítico 27:8, Números 6:2, Números 21:2, Jueces 11:30, 2 Samuel 15:7, Salmo 76:11, Eclesiastés 5:4, Isaías 19:21, Jonás 1:16, Jonás 2:9

Conclusión: dejo las conclusiones a merced de los lectores. Bendiciones en Cristo Jesús, Señor nuestro.
Para un estudio más detallado puede escribir a wuismed@hotmail.com o wuistonmedina@hotmail.com, o solicitarlo por el número 04125325236, 04127464605, 04244390034 totalmente gratis, también puede visitar nuestra página: cfcdiosdealianza.blogspot.com o visitarnos a Guacara- Valencia-Venezuela.

Referencias
- Biblia Rev. Reina Valera, 1960
- Nuevo Diccionario Bíblico certeza A.A.V.V.
- http://israelvalenzuela.com/2011/01/14/puede-el-hombre-pactar-con-dios/
- http://pastordanielbrito.wordpress.com/2010/10/08/%C2%BFse-puede-pactar-con-dios-2/
- http://www.youtube.com/watch?v=ojNz0nJax88&feature=related

2 comentarios:

  1. Muy,muy interesante hermanos, lamentablemente muchos cristianos han caído ya en eso. Pero debemos seguir luchando por hacerlos salir de su error. El Señor les continúe bendiciendo. Amén

    ResponderEliminar
  2. MUY BUEN ARTICULO. JUSTO ANOCHE MI HIJO DE 15 AÑOS, QUE ESTA DISCIPULANDOSE EN LA IGLESIA A LA QUE VAMOS EN MARACAY, LE DECIA A SU LIDER QUE EN LA PALABRA NO SALE NADA DE QUE EL HOMBRE PODÍA PACTAR CON DIOS, QUE ESO SERIA PONERLE CONDICIONES A DIOS. Y LA RESPUESTA DE ESE LIDER FUE MANDARLO A CALLAR DELANTE DE TODA LA CLASE YE INCLUSO AMENAZARLO CON DEVOLVERLO AL LIBRO ANTERIOR DE ESTUDIO DE DOCTRINA SI SEGUÍA "MOLESTANDO"... Y ESO ME DA MUCHA TRISTEZA, PORQUE ALEJAN A LOS JOVENES DE LAS IGLESIAS SOLO PORQUE ESCUFRIÑAN LA PALABRA Y NO SE DEJAN ENGAÑAR....

    ResponderEliminar